Consolida Ibérica Contemporánea su categoría como el mejor festival del flamenco

Con los ánimos elevados y el deseo de continuar con el espectáculo tras año y medio de inactividad, el Festival Internacional de Danza Ibérica Contemporánea, cierra su octava edición refrendando su categoría de ser el mejor festival de flamenco en México y en España, por la gran calidad de artistas reunidos en un solo lugar.

“El festival que termina ha sido un gran sueño colectivo, viniendo de esta pandemia que ha transformado nuestra forma de vivir y de relacionarnos. Hemos resistido, nos hemos adaptado y ahora sabemos cómo compartirlo con todas las personas y con otros países. Para nosotros el festival es un ideal, un propósito de vida”, señaló Adriana Covarrubias, directora general del festival.

Comentó que Ibérica Contemporánea es más que un proyecto cultural “Es la suma de voluntades y al sumarlas, se multiplican las capacidades, para que juntos trascendamos a un mundo más humano”.

“Es un gran honor pisar no un escenario español, si no un escenario mexicano, principalmente en estos momentos para quienes nos dedicamos al espectáculo”, fueron las palabras de Antonio Najarrro al despedirse de esta octava edición del festival.

El evento de clausura que tuvo un lleno, también sirvió de marco para nombrar a Natllely Torrecilla, como la diseñadora ganadora de Estilo en Movimiento 2021.

De esta forma, el festival deja una vez más un buen sabor de boca en todo el auditorio que tuvo y se dio la oportunidad de disfrutar en vivo y por streaming, de la música, del arte y del flamenco.

Reseña del evento:
Ibérica Contemporánea se despidió anoche con una gala de clausura extraordinaria. Abrió el guitarrista y compositor Antonio Rey por Taranta y bulerías, sin corte.

Llega el turno de la joven compañía Larreal, con la coreografía “Del origen” de David Coria, basado en música folclórica y flamenco básico, una simbiosis entre el flamenco y el contemporáneo, con un cuerpo de baile de 6 mujeres y cinco hombres, todos grandes bailarines.

Con “Paso a dos”, de Antonio Najarro, Carlos Romero y Tania Martín nos invitan a la elegancia en una suerte de confidencia bien entendida, refinada y sutil. Posteriormente, es la Joven compañía LARREAL del Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma quien nos sorprende con una coreografía de Antonio Pérez sobre la pieza “Albaicín”.

“Libre” de Antonio Najarro es interpretada por Carlos Romero, un bailarín de enorme plasticidad que se encuentra comodísimo con una coreografía llena de gracia, dinamismo y descaro. Le sigue Tania Martin, que nos regala majestuosidad con su bata de cola en una coreografía de insinuación y sugerencia, utilizando las castañuelas como un elemento recursivo para crear intensidad. Aquí se mezcla la escuela bolera con el clásico español y lo abandona para fusionarlo con el contemporáneo, pero sin salir del juego de la seducción. Najarro es un maestro y “Ser” es prueba flagrante de ello.

La gala termina con “La Buena novia” de Arantxa Carmona, interpretada por Tania Martín y la compañía LARREAL. Esta se acerca más al flamenco sugiriendo bailes folclóricos.

Tras el cierre, elegante y original hasta despidiéndose, fue Najarro el encargado de aparecer en escena para una despedida oficial llena de agradecimiento al público y a la organización.

Antonio invitó a subir al escenario a todos los artistas que han participado en el Festival y Cristóbal Reyes asumió el papel de representación de todos sus compañeros para agradecer a Adriana Covarrubias su compromiso con el arte y para desear larga vida a Ibérica Contemporánea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.