Derecho UAQ presenta libro sobre políticas públicas ambientales, de Izarelly Rosillo

En las instalaciones del Aula Forense de la Facultad de Derecho (FD) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la Dra. Izarelly Rosillo Pantoja, catedrática de dicha unidad académica y especialista en temas de medio ambiente, presentó su libro “Políticas públicas ambientales. Un enfoque jurídico, administrativo y social”.

Por esta razón, la Dra. Teresa García Gasca, rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad señaló que este texto habla sobre cómo este país desde hace muchos años ha tratado de plasmar leyes en la Constitución que tuvieran una relación con la protección del medio ambiente, sin embargo, la sobre explotación de los recursos es lo que nos tiene, dijo, al borde de situaciones de riesgo y procesos de cambio climático acelerados. También, recalcó la importancia de trabajar de manera interdisciplinaria para formar equipos exitosos en la materia.

“El libro lo que me deja en la mente es la necesidad inmediata e indiscutible de la interdisciplina, necesitamos con urgencia que haya comunicación entre científicos y científicas de ciencias naturales, ciencias sociales, de ciencias jurídicas, de política para que se generen profesionistas con una visión completa que puedan interactuar con sus pares de otras disciplinas”, añadió la Rectora.

El Dr. Edgar Pérez González, director de la FD, aseguró que esta obra resulta trascendental para todos, ya sean académicos, estudiantes, o cualquier otra persona interesada en el tema, pues, dijo, es un libro útil y actual a lo que actualmente vive la sociedad y reconoció que son pocas las obras que se pueden encontrar en donde se revise la normatividad en esta materia.

Por su parte, la autora de este libro, argumentó que la humanidad se encuentra con el reto más difícil de toda la historia, pues existe la peor realidad ambiental, climática y humana que se ha enfrentado en décadas. Por ello, aseguró que hace falta replantear la necesidad de construir políticas públicas desde un enfoque diferente: el derecho humano a la ciencia, el biocentrismo, la biopolítica y la bioculturalidad.

“Esos enfoques garantizan la progresividad de los derechos humanos y el acceso efectivo a los mismos, porque sin ellos no podremos romper los paradigmas que hoy nos tienen en un colapso global”, mencionó la Dra. Rosillo Pantoja.
Dirigiéndose a los jóvenes, la investigadora les compartió que una de las formas en que se puede replantear la vida es la otredad, pues a través de ésta es que trascienden los cambios, pues no bastará con cambiar leyes políticas, entornos y programas, ya que los retos del mundo global implican que hoy se comience a trabajar en el cambio del corazón.

Además, comentaron la obra la Mtra. Lucitania Servín Vázquez, encargada de despacho y subdelegada de Gestión para la Protección Ambiental y Recursos Naturales de la Delegación Federal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en Querétaro; y el Dr. Héctor Nava Jaimes, a nombre de la Dra. Ma. Cristina Cortinas Durán, presidenta de la Fundación Cristina Cortinas A.C.

Momentos antes de esta presentación, las autoridades universitarias, acompañadas por la Mtra. Verónica Núñez Perusquía, responsable del FOPER; y el Dr. Sergio Rivera Guerrero, director de la Facultad de Bellas Artes (FBA), inauguraron el mural y bebedero ubicado en la planta baja del edificio B, en el marco del proyecto Estación de Agua Purificada, del Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (FOPER), “Universidad Sustentable”, el cual plasma el derecho al acceso al agua, en el cual participaron estudiantes de Derecho, Bellas Artes e Ingeniería (FI), representadas por Christopher Gutiérrez Ramírez -responsable del proyecto-, María Fernanda Galván Trejo, de la FBA; y Adrián Moreno, representante del Despacho Universitario de Diseño Industrial, de la FI.

De acuerdo con los universitarios, con el bebedero se apoyará a reducir el número de botellas que se consumen en la FD, pues, por ejemplo, se estima que terminarían hasta en un 70 por ciento de las 4 mil 600 botellas que se producen a la semana en esta Facultad y hasta un ahorro de 60 mil pesos a la semana por consumo de ese producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *