Homenaje a Don Guillermo Muñoz

Guillermo es el hijo mayor de Don Guillermo Muñoz Gutiérrez, originario de Bernal y de Doña Lupita Gutiérrez, oriunda de Tototlán, Jalisco, fueron 11 hermanos. Nació el 9 de noviembre de 1947. Su infancia la vivió en el corazón de nuestra ciudad Santiago de Querétaro, en el entonces barrio de Santa Rosa de Viterbo.

Formado en el estudio, las artes y el deporte; universitario desde la Escuela de Bachilleres y orgullo de nuestra Facultad, donde egresó de la Licenciatura en Administración de Empresas con especialidad en Mercadotecnia. Fue el primer docente de Informática en la Facultad.

Guillermo pasó por la industria, gobierno y academia. Laboró en TREMEC donde manejó una de las primeras computadoras inmensas en aquél tiempo, haciéndolo pionero de la computación en el estado.

Pero en el fondo, la música era su vocación. La vena musical estaba presente en Guillermo; abuelo, madre y padre fueron su inspiración. Es integrante inicial en 1963, de la Estudiantina de la Universidad Autónoma de Querétaro, tenía 16 cuando comenzó su carrera musical y con la canción “El bachiller” catapultó a esta agrupación. Su tema es interpretado por tunas y estudiantinas del país.

Guillermo estudió desde los siete años en la Academia de Música de la UAQ donde ahora es el Auditorio Esperanza Cabrera, ella, la maestra Esperanza, fue también su maestra, era prima segunda de su padre; todos sus hermanos se adentraron en el arte, algunos con título profesional y otros sólo el mero gusto.

Nuestro homenajeado incursionó en la docencia musical. Armó coros en el Colegio Alma Muriel, el instituto La Paz y el Instituto Plancarte, pero con acordeón en mano, tocó puertas hasta conseguir su primer empleo como aprendiz de IBM, luego operador y finalmente programador senior y jefe de operaciones.

Él tuvo que elegir entre la escuela, la industria y la música; hizo cambio de carrera, de Contabilidad a Administración, en 1975 laboró en GERBER y estuvo ahí por 13 años en cargos como Gerente de sistemas y fue director de Finanzas y Administración, ingresó a la Fábrica de Tractores Agrícolas (hoy New Holland), laborando en lo relacionado a la Informática.

A propuesta del rector Fernando Díaz Ramírez, se lanzó una convocatoria para integrar la Estudiantina de la UAQ, Guillermo era un bachiller quien estudiaba también en la Academia de Música, preguntó si se requería un acordeonista, y ahí comenzó la aventura con instrumento en mano hasta la llegada del maestro Aurelio Olvera Montaño. En 1963 nace la Estudiantina de nuestra Alma Mater.

¿Cuál es el origen de El Bachiller? En entrevista con los periodistas Luis Montes de Oca y Enrique Zamudio, Guillermo Muñoz narra que de forma natural compuso la música de El Bachiller, Las notas del pandero, el acordeón, las mandolinas, las guitarras… se funden en acordes, ritmo, movimiento, júbilo y energía en cada integrante de la tuna universitaria.

La letra es autoría de Salvador Cuevas Álvarez; al comienzo no hubo ensamble en letra y música, así que Guillermo se dispuso a hacer la música en un piano prestado por Esteban Vera, fue un periplo para que en la casa disquera se grabara El Bachiller con la música que compuso, se logró… y luego vino la fama y el éxito.

El Bachiller fue un éxito por años, en ventas, presentaciones, la gloria y la época dorada de la Estudiantina vino más pronto de lo que se esperaba. De estación de radio, en estación de radio; el público gustaba de esta música; condujo programas de radio como “la hora del cuarteto universitario”, reconocimientos por las altas ventas, giras al extranjero, aunque él nunca fue a Europa.

Además de El Bachiller, Guillermo Muñoz Gutiérrez compuso los temas: “Casanova”, “Quisiera estar contigo”, “El niño Dios Universitario” que es un villancico, no deja de componer y sigue transmitiendo ese gusto por la música; siempre seguirá con su alma de bachiller que inició un camino a la eterna felicidad musical y que forma parte de nuestra Familia FCA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.