Presidente instala Comisión para el acceso a la justicia y la verdad para las víctimas de la guerra sucia 1965-1990

En su visita a Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador instaló la Comisión para el acceso a la verdad, el esclarecimiento y el impulso a la justicia por las violaciones graves a los derechos humanos cometidas de 1965 a 1990. El propósito es conocer la verdad sobre las desapariciones de personas y encontrar a los responsables.

“Es muy significativo que estemos aquí para hacer el compromiso de indagar, investigar, conocer la verdad de lo sucedido en este periodo de 1965 a 1990, conocido como el periodo de la guerra sucia”, expresó.

El jefe del Ejecutivo refrendó su compromiso con sobrevivientes y familiares de las víctimas; garantizó la apertura a toda la documentación y archivos necesarios sin límites ni obstáculos. Afirmó que no habrá impunidad.

Informó que el gobierno federal apoyará a la Comisión con recursos humanos para hacer el trabajo de investigación, así como con recursos económicos para la reparación de daños.

Resaltó que en la actualidad al interior de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina el personal se forma desde el respeto a los derechos humanos.

“Este trabajo nos va a llevar a la no repetición, a afianzar el hábito de la cultura de la defensa y el respeto a los derechos humanos en el país. (…) Estamos viviendo un tiempo nuevo, no se puede gobernar con autoritarismo, se tienen que garantizar las libertades, el derecho a disentir y que ustedes tengan la más absoluta confianza de que nunca, jamás, vamos a dar la orden de que se reprima a nadie y no vamos a tolerar ninguna violación de los derechos humanos”, acotó.

El mandatario recordó que para continuar las investigaciones de la desaparición de 43 normalistas en Ayotzinapa, dirigió una misiva a Isaac Hezog, presidente de Israel, nación en donde se encuentra Tomás Zerón, uno de los señalados como responsable del hecho.

“Envié una carta a presidente de Israel porque allá fue una persona a refugiarse y le pedí que ellos no podían, por la historia del pueblo de Israel, prestarse a proteger a violadores de derechos humanos y ya me contestó en positivo, que va a ayudar el gobierno de Israel para que no haya impunidad”, informó.

Acompañaron al presidente la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván; los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, José Rafael Ojeda Durán; la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez; el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez; la comisionada nacional de los Derechos Humanos, María Rosario Ibarra Piedra; el coordinador general de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República, Jesus Ramírez Cuevas; el representante de las Personas Comisionadas Expertas, Abel Barrera Hernández; la representante de Familiares, Víctimas y Sobrevivientes, Tita Radilla Martínez y el presidente municipal de Chihuahua, Marco Antonio Bonilla Mendoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *