SJR, la picaresca política y Sinaloa

Tal parece que la picaresca política ha hecho de la Tierra de las Palomas su escenario favorito en estos días de precandidaturas.

Varios personajes reducen a chistorete la actividad política, empezando por Guillermo Vega Guerrero, alcalde.

Otro actor, este sanjuanense y con simpatías entre el respetable es Juan Rock, el regidor que quiso ser bajado en la elección del 18 por la administradora de Querétaro Independiente, y a quien le deben todo, y que hoy busca de nueva cuenta competir por la alcaldía, con una intención de voto que ronda el 20 por ciento.

Pero quien en esta escena acapara abucheos, jitomatázos, silbidos y saludos nada respetuosos a su progenitora, es la versión pueblerina de Huicho Domínguez, el saltimbanqui.

De extracción del barrio bravo de Tepito en la ciudad de México, poseedor de inmensa riqueza que levanta murmullos y dudas es Juan Alvarado Navarrete.

Diputado local por el Partido Nueva Alianza, candidato perdedor por Morena en el 2018 a la alcaldía, ante el repudio que genera en ese movimiento, tantea el terreno en Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas, donde también es rechazado abiertamente.

Estrafalario, de pésimo gusto al vestir y combinar prendas de diseñador, Juan Alvarado no solo se deja ver como “chavoruco”, sino lo más preocupante para la sociedad sanjuanenese es su fortuna de origen incierto y nexos con anónimos inversionistas de los rumbos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Lo que incrementa su aislamiento social, es que niega sus amistades, aún cuando documentos mercantiles muestran lo contrario.

Uno de tantos deslices, ocurrió cuando el facebokero sanjuanenese Giovanni Salazar le cuestiona sobre la venta de un hotel recién inaugurado en la capital queretana, y Juan Alvarado lo niega, aunque acepta su sociedad con sinloenses.

Acostumbrado a comprar silencios, complicidades y voluntades, reta a quienes lo cuestionan, cuando de manera prepotente afirma que deberían estar agradecidos con él al crear empleos.

Sin embargo, documentos mercantiles que circulan en redes, muestran que además de sociedad con sinaloenses, hace negocios con ellos.

Inmobiliaria Queretana Sapi, S.A. de C.V., de su propiedad y con domicilio fiscal en Culiacán, Sinaloa, fue enajenada a Inmobiliaria SI Querétaro, S.A. de C.V. En 2018.

Hay quienes se preguntan si la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo del sanjuanense Santiago Nieto Castillo, ha tomado nota de estos movimientos millonarios, los cuales se realizan, la gran mayoría, en efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.