Alejandro Ochoa presume que trajo a Julión Álvarez en plena contingencia

En plena contingencia sanitaria por el virus COVID-19, en pleno Viernes de Dolores, día significativo para la Basílica de Soriano, Colón, que se mostró desierta, que implica un duro golpe para la economía local de los colimenses.

Sin embargo, el alcalde Alejandro Ochoa Valencia, quien delira en sueños etílicos y peyotescos con ser gobernador de Querétaro, lo conmemora subiendo en sus redes sociales cuando le pagó al artista Julión Álvarez para sacarse la foto a las afueras de la Basílica.

Es época de ser un poco más sensible y prudente. Pero si está promoviendo su imagen haciendo reuniones sin control sanitario alguno y siendo buena onda con vales de a 50 pesos, no se puede esperar mucho.

Eso sí, presume en lo corto y en lo público que es el político que Querétaro urge. Que la 4T es un juego de niños junto a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.