Continúan padres de familia de Amealco trabajando de la mano con Gobierno federal a través de LEEN

Papás y mamás integrantes de tres Comités de Administración Participativa de La Escuela Es Nuestra (LEEN) en Amealco de Bonfil, siguen cosechando los frutos de su trabajo, el cual consiste en dignificar los espacios de las escuelas donde estudian sus hijos.

La delegada Estatal de la Secretaría de Bienestar, Dra. Rocío Peniche Vera, acompañó a los padres de familia del Preescolar “Benito Juárez” en la comunidad de Cuisillo, donde inauguraron un aula con una inversión de 150 mil pesos.

En la Escuela Primaria Indígena con dos turnos, “Vicente Guerrero” por la mañana y “Juan de la Barrera” por la tarde, en la comunidad de Barrio 6º, fue testigo de la inauguración de una barda perimetral, remodelación de baños y otras obras de mantenimiento dentro de la escuela, con una inversión de 500 mil pesos.

Así también la funcionaria federal estuvo presente en la Escuela Preescolar y Primaria Comunitaria de Cañada del Varal, cuyos padres de familia recibieron el año pasado recurso del Gobierno de México para edificar un aula, una plancha de cemento, la impermeabilización de baños, la adquisición de material didáctico y libros, entre otras mejoras con una inversión de 300 mil pesos.

Este año nuevamente fue beneficiada con 150 mil pesos y los padres de familia decidieron edificar baños y mejorar áreas comunes; además de reforzar la malla perimetral con una inversión de 150 mil pesos.

En su oportunidad, los padres de familia -quienes participaron en la construcción de las obras- dijeron sentirse sumamente orgullosos porque este trabajo lo hicieron conscientes de que es un beneficio para sus niños. Señalaron haber ejercido su responsabilidad para hacer buen uso del recurso público y expresaron haber vivido un proceso de aprendizaje y crecimiento personal.

La Dra. Peniche Vera, reconoció a las madres y padres de familia su dedicación y esfuerzo incansable. Les expresó que el Gobierno de México decidió cambiar la política y no depositar el dinero a otras instancias, sino entregarlo directamente a los ciudadanos, con la certeza de que sería bien utilizado, lo cual ha sido gratamente confirmado en estas escuelas. Esto reafirma la propuesta del Gobierno federal de que se puede confiar en la gente.

Los padres de familia hoy son testigos de que una comunidad unida logra hacer grandes cambios y están en posibilidad de comparar estas obras con las que realizan otros niveles de gobierno.

“Nos dicen que se gastan tanto en un aula y nosotros comprobamos que no es así. Por segunda vez hicimos más de lo que ellos (sic) hubieran hecho, dimos trabajo a personas de aquí mismo y son experiencias que se agradecen…”, dijo una madre de familia quien fungió como Tesorera en la Escuela de Cañada del Varal.

Este año, el programa La Escuela Es Nuestra (LEEN) aumentó significativamente el número de escuelas beneficiadas al pasar de 349 a 1126 centros educativos con una inversión aproximada de 228. 8 millones de pesos, recurso que ejercerán los Comités de Administración Participativa de cada centro educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.