Decálogo para el tratamiento periodístico de la violencia contra la mujer

1 – Es correcto utilizar los siguientes términos: violencia contra las mujeres, violencia de género y violencia machista.
2 – La violencia de género es un delito -en tanto y en cuanto constituye una conducta antijurídica que debe ser prevenida y sancionada-, un problema social, un atentado contra el derecho a la vida, la dignidad, la integración física y psíquica de las mujeres y una cuestión concerniente a la defensa de los derechos humanos.
3 – Desterramos de Sin Permiso la figura de “crimen pasional” para referirnos al asesinato de mujeres víctimas de la violencia de género.
4 – Para Sin Permiso lo importante es proteger la identidad de la víctima, no la del agresor.
5 – Hay informaciones que pueden perjudicar a la víctima y a su entorno. No siempre es conveniente identificarla.
6 – Sin Permiso nunca buscará justificaciones o “motivos” (alcohol, drogas, discusiones, celos, separación de la pareja, infidelidad, etc.), que solo distraen la atención del punto central: la violencia.
7 – Para Sin Permiso es imprescindible verificar las fuentes, sobre todo las oficiales.
8 – Mantener el tema en agenda, denunciando la violencia en todas sus expresiones: psicológica, económica, emocional, sin esperar la muerte de las mujeres.
9 – Tener especial cuidado con las fotos e imágenes que acompañan las notas.
10 – Siempre incluiremos en la noticia un teléfono gratuito de ayuda a las víctimas y cualquier otra información que les pueda ser útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.