En Querétaro nos estamos quedando cortos, urge plan para la economía familiar: PRI

La postura del PRI queretano ante el programa para apoyar a la economía de las familias queretanas que presentó el Gobernador Francisco Domínguez Servién, por la contingencia que se vive por el Covid-19, resulta insuficiente; ya que sólo invertirá menos del 1% del presupuesto estatal y coloca al estado por debajo de las acciones que otras entidades han tomado para enfrentar el problema.

Integrantes del Comité Directivo Estatal del PRI en Querétaro, encabezado por su dirigente Paul Ospital, así como secretarios y legisladores priistas en el Congreso local, indicaron que nuestro estado siempre se ha distinguido por ser punta de lanza y ser ejemplo nacional; por lo que el programa que lanzó el Gobierno Estatal, está por debajo de las expectativas, necesidades y exigencias que urge cumplir a los queretanos.

El priismo queretano puntualiza que la acción que presenta el Gobierno del Estado con “Vigilantes Ciudadanos”, que apoyará a 1,300 familias, con trabajo de 8 horas por 1,500 pesos a la semana durante dos meses, no invertirá ni el 1% del presupuesto estatal, ya que sólo representa 15 millones 600 mil pesos, cuando en otros estados están aplicando programas con mil millones de pesos o más.

El PRI Querétaro reconoce el interés que ha mostrado el Gobierno del Estado por buscar apoyar a las familias queretanas, ante la pasividad, retraso y abandono que ha dado el Gobierno Federal en esta contingencia; sin embargo, al revisar el programa del Gobernador Domínguez Servién no hay claridad en cuanto al número ni cantidad de despensas que se distribuirán.

Por lo anterior, en el PRI Querétaro se dio a la tarea de plantear una serie de acciones para sortear esta crisis y ayudar a disminuir su impacto; algunos ya han sido aplicados en otros estados y son programas que pueden operar si el gobierno se aprieta el cinturón y reordena el gasto público:

Primero: Programa de protección al ingreso y al empleo en las micro, pequeñas y medianas empresas, con créditos con cero intereses y transferencias directas a sus trabajadores para auxiliar en el mantenimiento de los salarios.

Segundo: Disminuir las cargas fiscales. Proponemos que se prorrogue durante los tres meses que dure la contingencia, el pago del Impuesto Estatal sobre la Nómina; que permitirá al sector productivo y laboral tener mayor tranquilidad.

Tercero: Los programas anunciados, como las despensas, se lleven a cabo con proveedores y comerciantes locales. Se demostró buenos resultados con “Soluciones Útiles” en pasadas administraciones.

Cuarto: Proponemos generar un seguro de desempleo que garantice el salario mínimo mensual de 3 mil 690 pesos mensuales para las familias queretanas, que representa 500 mdp para dar tranquilidad a 60 mil familias. Cuestión que es viable, pues tan sólo la Oficina del gobernador tiene un presupuesto de más de 400 mdp.

Asimismo, el PRI en Querétaro se pronuncia por brindar un incentivo económico del 30% adicional a nuestros “héroes con bata”, médicos, enfermeras, camilleros y todo el personal del sector salud, porque ellos son los que sacarán adelante a Querétaro. Es la primera línea de batalla en esta guerra. Lo justo es recompensarlos por su trabajo.

Y, finalmente, el priismo queretano reitera que es urgente, imperante y prioritario que la Secretaría de Planeación y Finanzas elabore un proyecto de modificación al Presupuesto de Egresos del Estado, para que el Gobernador lo presente a la Legislatura; lo que dará claridad de cómo se destinarán los recursos para atender esta emergencia.

El PRI en Querétaro reitera sus propuestas con el único objetivo de darles tranquilidad a las familias queretanas, porque no hay tiempo que perder; ya que a los empresarios, trabajadores, comerciantes y padres de familia les preocupa cómo van a seguir pagando sus cuentas, salarios y servicios…¡juntos hay que apoyar, démosles soluciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.