Alejandro Ochoa, el Santo Niño del COVID

De pronto, la Virgen de los Dolores de Soriano hizo milagros a destajo.

Por intervención divina el alcalde de Colón, Alejandro Ochoa Valencia, se curó en tiempo récord del virus COVID-19.

Que el Centro de Salud del municipio de Colón contara con los insumos necesarios para diagnosticar que está libre del virus.

Que el edil ya tenga la alta clínica para poder salir, a pesar que el protocolo dicta que son 15 días por lo menos de confinamiento.

Construyo el prodigio que se rebautizara el municipio de Colón como “Santiago de Querétaro, Colón”.

O sea, para evitar trámites engorrosos, ya es Colón país libre y soberano.

Hoy viernes 19 de junio, el edil Alejandro Ochoa cantó su fervor a la Virgen de los Dolores de Soriano, anunciando que ya se curó de COVID-19, presentando como prueba contundente e irrefutable, un alta médica emitida por la “Dra” (sic) Ana Patricia López Guerrero, dándolo de alta para incorporarse a sus responsabilidades.

“Ahora si! (sic) Pueden decir todos que fue un milagro y que ya me cure (sic), y ya desapegados (sic) de la enfermedad que me tenía imposibilitado y condicionado (sic) a no poderme mover, a partir de el Lunes (sic) a darle con todo y sin miedo a nada por Colón y por Querétaro! (sic)”, escribe orgulloso el presidente municipal en su red social.

Mucho publicitó que estaba enfermo de COVID-19, contagiado por ejercer su vocación de servicio y bien común, regalando despensas a lo largo y ancho del estado.

Subió en sus redes sociales los resultados que lo diagnosticaban enfermo.

A pesar de todo, seguía al pendiente de su gente y no le importaba haber contagiado a su esposa o a su secretaria.

Lo dijo compungido en una video conferencia.

Hoy, con papelito en mano, anunció que ya está libre del virus.

Recorrerá lo ancho y largo del estado para ayudar a los que más necesita, a pesar de las recomendaciones sanitarias de no hacer reuniones públicas.

Exclama que le tienen ojeriza porque levantó la voz para ser candidato a gobernador y no le importa que el PAN no lo cobije.

¡Colón es mucho más que el PAN!, bramó.

Sin embargo, su accionar da a pensar que la supuesta enfermedad fue mero espectáculo.

El documentó que presentó para dar cuenta de su buen estado de salud, lleva algunas inconsistencias que llama la atención:

  • Dice que el periodo de aislamiento es hasta el 21 de junio, pero lo dan de alta desde el 18;
  • ¿Por qué no acudió al hospital del Niño y la Mujer, donde se hizo la prueba, para verificar que ya no tuviera el virus?;
  • Aunque el documento diga que se encuentra asintomático, no hay la certeza médica que no tiene el padecimiento;
  • El documento dice al principio “Santiago de Quereataro (sic), Colón;
  • Por último, en los documento médicos, son puntillosos en cuanto a las denominaciones. En este caso, siempre se describe el virus como “SARS-COV-2”. En el documento de su alta, solo dice “COVID-19”.

Da a pensar este anuncio que ya esta “bueno y sano pa lo que viene”.

Ya puede presumir en su currículum “Sobreviviente al Coronavirus”.

Son los milagros que suceden en el municipio de Colón.

Con el Santo Niño del COVID, Alejandro Ochoa Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.